Preocupa el crédito más caro y se contrae la venta de maquinaria agrícola

La sequía y la suba de tasas ya impactan en el sector. En el primer trimestre, las ventas de cosechadoras, tractores, sembradoras e implementos tuvieron signo negativo

0
24

Una realidad incierta es como describen la actual situación los distintos actores del sector de la maquinaria agrícola nacional.

Con preocupación, principalmente, porque todos los rubros muestran signos de retracción y comienzan a revertir la tendencia de bonanza que se inició en este mismo sector hace unos dos años.

La última sequía, que dilapidó más de 25 millones de toneladas de granos, es una parte del combo.

“Eso que se llevó la falta de lluvias era ganancia y poder de reinversión”, afirma Mario Bragachini, especialista del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Manfredi.

Desde la industria los meses de enero y febrero aparecen como los más críticos. En Metalfor, por ejemplo, sus ventas de pulverizadoras se contrajeron un 50% en ese bimestre, contra el mismo período del año anterior, pero la situación pudo remontarse. “La sequía que empezó en octubre tenía muy preocupado al productor, acompañado que no había créditos a tasas bajas por lo que demoraron la inversión. Pero en marzo tuvimos una excelente Expoagro y remontamos a un punto de equilibrio”, destacó a El Cronista Javier Graso, Gerente de Ventas de la fábrica cordobesa.

Recientemente adquirida por el fabricante de acoplados y tanques Bertotto Boglione, en los cuatro primeros meses del año llegó a vender 97 pulverizadoras, segmento que representa el 80% de su negocio. Aunque en ese segmento aspira a continuar mostrando signos positivos (entre 5% y 10% arriba), no así en cosechadoras. “El año va a ser bastante malo porque gran número de prestadores de servicios tienen alzas de costos y dificilmente pueden cambiar sus máquinas si no tienen acceso a crédito a más de cinco años”, afirmó el ejecutivo. Sumando la actual coyuntura de fuerte volatilidad cambiaria, la situación se complica aún más: “Esta semana está todo parado por la incertidumbre, con bancos cortando líneas bancarias y ofreciendo nuevas a tasas por encima del 30%”, contó. Para Bragachini es “complicada” la suba de tasas del Banco Nación y la falta de crédito privado barato: “Las multinacionales financian ellos en dólares y a tasa baja, pero para los nacionales el 80% es crédito del Nación”.

La coyuntura ya se refleja en los números del Indec. A pesar de que subió en facturación (al 3,8%) en el primer trimestre, en cantidad de unidades se evidenciaron déficits en los cuatro segmentos analizados, en términos interanuales: sembradoras (27,4%), implementos (22,1%), cosechadoras (3,8%) y tractores (0,2%). En el caso de las sembradoras e implementos también mostraron bajas en la facturación, de 10,4% y 7,8% respectivamente. En total, las ventas de maquinaria agrícola facturaron unos $ 5952,7 millones en los tres meses, pero la clave del sector pasa porque este período representa un freno a un crecimiento que había incorporado tasas de avances de entre 20% a 90%, desde la implementación de la quita (o baja) de retenciones a la producción agrícola. Tanto en el caso de las cosechadoras como en tractores los impactos más fuertes fueron para las unidades de industria nacional: en el primer segmento sus ventas cayeron un 22% (con alzas del 27% para las extranjeras), mientras que los tractores de origen nacional se contrajeron un 15%, con un aumento de las ventas de los importados del 77%.

Desde Metalfor comentaron que insumos importados como tecnología o componentes o el mismo acero que se adquiere en el país pero a preciodolarizado, no saben a qué precio van a quedar.

“Es difícil que eso lo podamos trasladar a precios. Lo que te hace es poner el pie en el freno y esperar”, contó Graso. Según estimó Bragachini, las ventas de maquinaria agrícola podrían retroceder alrededor de un 25% de un año a otro. Ya lo había anticipado el Presidente de la Cámara de Fabricantes de Maquinaria Agrícola, Raúl Crucianelli: “Esperábamos un 2018 igual o mejor, pero la sequía va a afectar. Va a haber una caída en la producción”.

FuenteEl Cronista Comercial
Compartir
Licenciado en periodismo con orientación audiovisual y también locutor nacional. Desde 2003 se especializa en el periodismo agropecuario. Trabajó en los principales medios de comunicación y también realizó asesorías de prensa y comunicación en el sector público y privado.