Manzanas de la región patagónica podrían ir a las escuelas bonaerenses

La única propuesta que entusiasmó a los productores en la última asamblea, donde reiteraron reclamos por la crisis del sector

0
134

La Federación de Productores reiterará pedidos al gobierno nacional y provincial para la prórroga de pago de créditos, al tiempo que insistirá en la solicitud de compensación por kilo de fruta para cubrir el desfasaje entre el costo de producción y lo que cobran por la fruta entregada a los empaques. Así lo resolvió ayer la asamblea general de productores que convocó la entidad, y que contó con la participación de alrededor de 250 productores de distintos puntos del Alto Valle y del Valle Medio.

Uno de los puntos que generó la mayor atención de los productores es un proyecto para comercialización directa de fruta para comedores comunitarios y escolares de la provincia de Buenos Aires, el cual se podría implementar a partir de agosto. De concretarse, significaría el envío de un importante volumen de fruta a un precio de 8 pesos por kilo, cifra que se acerca bastante al reclamo de los 34 centavos de dólar por kilo que estiman de costo para la producción de manzanas en la chacra.

La propuesta comenzó a trabajarse en las últimas dos semanas con el Ministerio de Agricultura Familiar de la provincia de Buenos Aires y la Funbapa, para que los productores puedan comercializar de manera directa frutas frescas.

La idea es que los productores se agrupen para vender manzanas de los calibres centrales hacia abajo, los cuales serán entregados a comedores escolares y comunitarios, con una estimación de que por cada kilo de fruta los productores recibirán 8 pesos por kilo de fruta.

“Esto requiere el compromiso de todos los productores para garantizar el volumen, la calidad, sanidad e inocuidad de las frutas” señaló Hernández.

La asamblea determinó establecer un cuarto intermedio, sin fijar fecha para una nueva convocatoria, a la espera de las gestiones que Federación continuará realizando ante el gobierno provincial y el nacional.

El objetivo fijado es tener en corto plazo respuesta tanto de Nación como de provincial al pedido ya formulado de prórroga para el pago de créditos que se otorgaron para tareas culturales y sanitarias, y la para compra de maquinarias a través de Río Negro Fiduciaria. A su vez reclamar a Nación una compensación de 1,50 por kilo de fruta cosecha y entregada a los galpones, de manera de cubrir con ese monto la diferencia existente entre el costo de producción y los valores que se prevé pagarán los empresas empacadoras. Al mismo tiempo continuar con el reclamo para que se extienda la emergencia económica y social para los productores frutícolas de los valles de Río Negro y Neuquén.

La asamblea general de fue de carácter informativo por parte de la mesa directiva de la Federación encabezada por el presidente Sebastián Hernández, quien remarcó que aún la entidad no obtuvo respuestas a los pedidos y planteos que formalizó durante los últimos meses.

Piden por el Instituto de la Pera y Manzana
Entre otros puntos Federación reclamará por la puesta en marcha del Instituto de la Pera y la Manzana, que a su vez genere el reconocimiento del costo de producción y una ganancia para el productor; reclamar por los valores de la fruta a industria, reclamar a Senasa y ATE por paros que afectaron la comercialización de frutas, entre otros.