La variedad malbec sigue consolidándose como la cepa emblemática de la Argentina

Es la que más creció en 2017 al sumar 628 nuevas hectáreas en la provincia de Mendoza, de modo que su cultivo se extiende en un total de 35.300 hectáreas en esa provincia y alcanza a 41.301 hectáreas en todo el país.

0
46

La variedad malbec sigue consolidándose como la cepa emblemática de la Argentina y es la que más creció en 2017 al sumar 628 nuevas hectáreas en la provincia de Mendoza, de modo que su cultivo se extiende en un total de 35.300 hectáreas en esa provincia y alcanza a 41.301 hectáreas en todo el país.

“La variedad que más aumentó la superficie cultivada en Mendoza es la malbec, que pasó de 14.338 hectáreas en el año 2.000 a las actuales 35.300 hectáreas”, señaló un informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura, superficie que ratifica a esta cepa como la más representativa de la vitivinicultura mendocina y nacional.

“Las uvas tintas aptas para elaboración aumentaron en total 191 hectáreas en el último año” en Mendoza, pero analizando la evolución del cultivo de la vid en 2017, “por variedades se observa que el malbec aumentó 628 hectáreas” en esa provincia, agregó el INV.

A pesar del buen desempeño de la variedad malbec, en 2017 la superficie agrícola destinada al cultivo de viñedos disminuyó en Mendoza en 2.683 hectáreas.

El malbec, cepa de origen francés, llegó a mediados del siglo XIX a la Argentina, donde se adaptó tan bien que -a partir de la producción de muy buenos vinos- se transformó en la variedad emblemática de su producción vitivinícola.

En Burdeos (Francia) se la cultivaba bajo el nombre de cot para la elaboración de los vinos “de Cahors” (por la región), que alcanzaron reconocimiento durante el Imperio Romano, se consolidaron en la Edad Media y se fortalecieron en la modernidad.

La conquista del mercado inglés fue un paso decisivo en la valoración de esta cepa en Inglaterra y en el mundo, pero -hacia fines del siglo XIX- la plaga de filoxera destruyó la viticultura francesa, y cayó en el olvido.

La cepa llegó a la Argentina de la mano del francés Michel Aimé Pouget, un agrónomo contratado por Domingo Faustino Sarmiento para llevar adelante la dirección de la Quinta Agronómica de Mendoza, cuyo proyecto de creación se presentó ante la Legislatura provincial el 17 de abril de 1853, fecha que dio origen al “Día Mundial del Malbec”.

A fines del siglo XIX y de la mano de los inmigrantes italianos y franceses, la vitivinicultura argentina creció exponencialmente y con ésta, el malbec, que se adaptó rápidamente a los diversos terruños y se desarrolló, incluso, mejor que en su región de origen.

Así, el malbec argentino permite lograr excelentes vinos que son apreciados y reconocidos por los consumidores a nivel nacional e internacional.

Presente en la mayoría de las provincias vitivinícolas de Argentina, el malbec registró en 2017 un total de 41.301 ha cultivadas, 18,7% del total de vid del país, según el Informe sobre la variedad elaborado por el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV).

Mendoza tiene la mayor cantidad del país, y alcanzó, en 2017, con 35.300 hectáreas, un 85,5% de la superficie destinada en el país para su cultivo en 2017, seguida por San Juan con 2.364 hectáreas que equivalen al 5,7% a nivel nacional mientras el resto de las provincias suman 3.636 hectáreas y una participación de 8,8%.

En 2017 la producción total de la variedad en el país fue de 3.096.762 quintales -en aumento a lo largo de los años, a excepción de 2016-, 13,3% con relación al año anterior.

La comercialización total de vinos varietales elaborados con malbec aumentó 113% en los últimos 12 años.

Del total de los vinos varietales elaborados con malbec en 2017, 62% se exportó y 38% se comercializó en el mercado interno; con una tendencia creciente en las ventas al mercado externo, aumentando 242% en los últimos 12 años, mientras que el volumen comercializado en el mercado local creció 32% en el mismo período.

En el mercado interno, en 2017 se comercializaron 777.036 hectolitros de vinos varietales elaborados con malbec, 93% corresponde a varietal puro y 7% a cortes con otra variedad.

En el caso de las exportaciones, durante 2017 alcanzaron un total de 1.257.526 hectolitros, por un valor FOB de US$ 508.189.000, y crecieron así 242% en volumen y 379% en valor, respecto de 2006.

El 94% del total exportado de varietales de malbec corresponde a varietal puro y 6% a
cortes con otras variedades; y su participación en el volumen total de varietales exportados aumentó desde 2006, cuando representaron 31%, hasta 65% en 2017.

El principal destino de los vinos varietales puros malbec en 2017 fue Estados Unidos,
seguido por Reino Unido y, en menor importancia, Canadá, Brasil y Alemania; mientras que para el malbec con cortes los principales destinos fueron Reino Unido, Canadá, Brasil y China.

FuenteAgencia Telam
Compartir
Licenciado en periodismo con orientación audiovisual y también locutor nacional. Desde 2003 se especializa en el periodismo agropecuario. Trabajó en los principales medios de comunicación y también realizó asesorías de prensa y comunicación en el sector público y privado.