La estimación de siembra de soja cae 100 mil hectáreas por la falta de agua

De concretarse está disminución de 0,5 por ciento en las proyecciones, el área total donde se implantará la oleaginosa será 6,2 por ciento menor a la campaña anterior, ciclo en el cual se sembraron 19,2 millones de hectáreas.

0
54

El déficit hídrico en la región sur del área agrícola dejó fuera de la proyección de siembra de soja unas 100.000 hectáreas, por lo que la superficie que ocupará el cultivo a la finalización de los trabajos de implantación será de 18 millones de hectáreas, informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

Si bien los trabajos tomaron fuerza durante la última semana en el norte argentino, zona que contaba con retrasos en un principio, las tareas se paralizaron en “amplios sectores” del sur bonaerense, cuestión que imposibilitó la concreción de las expectativas de siembra de 18,1 millones.

El progreso de siembra en los últimos siete días fue de 6,7 puntos porcentuales y alcanzó a cubrir 94,3 por ciento de la nueva meta de superficie a cubrir.

Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), estimó ayer que el recorte a nivel nacional ascenderá a 300.000 hectáreas, 200.000 hectáreas más que lo estimado por la bolsa porteña, lo que arrojaría una estimación de producción de 52 millones de toneladas.

La siembra de maíz también se vio demorada en la última semana por la falta de humedad y se ubicó en 85,8 por ciento de las 5,4 millones de hectáreas estimadas.

Los trabajos se dieron sobre el norte y sur del área agrícola nacional, aunque hacia las regiones del NOA y NEA, se dieron importantes avances de siembra a pesar de que aún se relevan lotes con condiciones hídricas regulares.

Al mismo tiempo, se recolectaron los primeros lotes del cereal sobre la zona centro-norte de Santa Fe, con “rendimientos por debajo de lo esperado”, expresaron desde la entidad bursátil porteña.

Por su parte, la cosecha de trigo se encuentra virtualmente terminada, con sólo 75 mil hectáreas restantes por trillar en algunos sectores de La Pampa y partes de Buenos Aires por trillarse.

Ya se levantó 98,5 por ciento del cereal implantado a nivel nacional con un rendimiento promedio de 32,1 quintales por hectárea que posibilitará una producción total de 17 millones de toneladas.