Experto internacional destaca el trabajo argentino en la prevención del HLB

Tim Gottwald, investigador y especialista en la lucha contra el Huanglongbing (HLB), enfermedad que afecta cada vez más la producción mundial de cítricos, destacó hoy la capacidad con la que cuenta argentina para hacer frente a la enfermedad.

0
122

Invitado por la Asociación de Cítricos de Concordia, Gottwald destacó que Argentina cuenta con tres puntos clave para luchar contra la enfermedad que son “la detección temprana, la rápida respuesta y un elevado nivel de responsabilidad social y política”.

“Estuve recientemente en Entre Ríos dialogando con productores y no encontré ninguno que no sea consciente del peligro que implica el HLB, creo que es muy necesario un nivel de respuesta conjunta frente a esta plaga y veo que en Argentina están trabajando en esa dirección”, señaló Gottwald, que trabajá en la prevención de esta plaga para el Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

En Argentina, el investigador se encuentra trabajando en modelos de prevención para el territorio nacional en base al que se usa en California, estado productor de cítricos que hasta ahora viene evitando la enfermedad.

“A diferencia de Florida o Texas, donde hay graves y serios problemas, el de California es un caso positivo de respuesta a la plaga”, explicó Gottwald.

El especialista señaló que “por condiciones medioambientales, la población del vector que transmite la enfermedad es menor en la Argentina que en el resto del mundo y otra ventaja tiene que ver con la proactividad de la industria y los actores involucrados y el trabajo en conjunto para lograr la prevención, lo cual es un ejemplo en comparación con otros países”.

Por ejemplo, Gottwald citó el caso de Brasil, que se encuentra gravemente afectado por la plaga, y destacó que se pierde en la actualidad el 30 por ciento de la producción mundial de cítricos dulces por esta condición.

En la Argentina, la producción de cítricos emplea alrededor de 200 mil personas, de las cuales la mitad está empleada en las provincias de Entre Ríos y Corrientes.

Frente a un escenario donde la plaga puede crecer y afectar al sector, los productores empezaron a trabajar en la prevención, en el marco de asociaciones de productores como la de Concordia, junto a organismos estatales como el SENASA (sanidad animal y vegetal) y el INTA, además de grandes empresas como Coca Cola